MUSEO LUCHA POR LA PAZ

 

La Fundación "Francisca Mateos, Lucha por la Paz" propone la construcción del "Museo de la Paz", un proyecto ambicioso y emblemático que tendrá una gran repercusión Nacional e Internacional.

Se trata de un proyecto único en el Mundo por su actividad y su contenido.

Es una oportunidad única para crear una Ciudad de la Paz a nivel Internacional.

Contenidos:


 

 

  ¿LUCHA POR LA PAZ ? 

¿Según el diccionario (Espasa-Calpe, año 2005), luchar significa también: bregar, perseverar, trabajar, afanarse. Según la Real Academia Española, luchar también es el "esfuerzo que se hace para resistir a una fuerza hostil o a una tentación, para subsistir o para alcanzar algún objetivo".

 Todo en la vida es lucha, esfuerzo: se lucha para aprender, para reivindicarse personalmente, para no intoxicarse con la corrupción, para abrirse paso en la vida, para ser libre,...para mantener la Paz.

La Paz no se logra restaurar con inmovilismo, requiere de una lucha personal y colectiva, para evitar que nos la arrebaten. Personal para lograr pensar y actuar con libertad. Colectiva para poder cambiar el mundo.

De ahí que las herramientas que proponemos sean: La Cultura (transformación personal y lenguaje universal), la Convivencia y la Solidaridad.

 

 

  APORTACIÓN DEL MUSEO LUCHA POR LA PAZ A UNA CIUDAD 

El Museo será gestionado por una Fundación declarada de Interés Público, que aportará todo su Patrimonio material e inmaterial sin contraprestación alguna. Este Patrimonio inicial será el punto de partida, a diferencia de muchos otros proyectos que empiezan desde cero.

 El Patrimonio material e inmaterial del Museo estarán en constante crecimiento, gracias a las aportaciones y las ideas que promovemos desde la Fundación. Se realizará una constante promoción del Museo para atraer adhesiones y visitantes. E l Museo será un centro de captación de recursos que repercutirán en la ciudadanía, generando actividad económica y social, tanto directa como indirectamente.

Se trata de un gran Centro de reunión social en torno a la Paz, inédito, aglutinante de esfuerzos personales y colectivos.

Nuestra voluntad es la de tener un espacio para exponer obras de Arte y objetos, pero también atraer grandes personalidades y expertos de todo el mundo para enriquecer las Actividades. La ciudad se convertirá en pasarela de grandes personalidades mundiales, con prestigio en cualquier manifestación de Cultura, Convivencia y Solidaridad.

Los primeros beneficiados de la Actividad generada por el Museo serán los propios ciudadanos, auténticos artífices de la transformación social necesaria.

 

 

   MUSEOS DE LA PAZ EN EL MUNDO  

El ejemplo más antiguo que recoge el estudioso de la historia del pacifismo y promotor de Museos para la Paz de la Universidad de Bradford, Peter van den Dungen (1999), es la organización en 1798 de una serie de exposiciones que sirvieran para abolir la guerra por el Dr. Benjamin Rush, un eminente físico de Filadelfia.

También se suele citar como ejemplo histórico de museo para la paz el Palacio de la Paz de La Haya, sufragado por el empresario estadounidense Andrew Carnegie con la intención de albergar un Tribunal Internacional que evitara la guerra basándose en el desarrollo del Derecho Internacional. De hecho no impidió las dos guerras mundiales, pero en estos momentos es la sede del Tribunal Internacional de Justicia de la ONU creado para solucionar litigios entre Estados.

 El primer museo bien establecido se considera el Museo Internacional de la Guerra y la Paz fundado en 1902 por Jean de Bloch en Lucerna (Suiza) con la intención ser un museo en contra de la guerra. En el mismo sentido Ernst Friedrich creó el Primer Museo Internacional contra la Guerra inaugurado en Berlín en 1925. Su idea era hacer la guerra a la guerra (Kellner, 2000).

 Los museos para la paz en el Japón empiezan como una reacción a los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki y se convierten en promotores de campañas por el desarme nuclear. Ya en los años 80 y 90 empiezan a ampliarse las características de los museos y sirven también para revisar (desaprender) la propia historia de las guerras en el Japón, no sólo desde la perspectiva de las víctimas de los bombardeos, sino desde la autocrítica a la propia tradición de guerras.

En la actualidad, existe una Red Internacional de Museos para la Paz. Entre otros, podemos destacar los siguientes : -Museo de la Paz de Gernika (España) -Anti-War Museum (Berlín, Alemania) -Anti-War Museum Project (Ámsterdam, Holanda) -Caen Memorial -Canadian War Museum (Canadá) -Grass Roots House (Kochi, Japón) -H irosh ima Peace Memor ia l Museum (Hiroshima, Japón) -The International Museum of Peace and Solidarity (Samarkanda, Uzbekistán) -International Red Cross and Red Crescent Museum (Ginebra, Suiza) -The Japan Peace Museum (Tokyo, Japón) -Kyoto Museum for World Peace, Ritsumeikan University -Museu de la Pau del Castell de Figueres (España) -Museo Internazionale Della Croce Rossa (Mantova, Italia) -National Museums of Kenya (Nairobi, Kenia) -The Peace Center, Burg Schalaining (Austria) -The Peace Gallery -The Peace Museum (Bradford, Gran Bretaña) -The Peace Museum (Chicago, Illinois, EE.UU.) -Peace Museum (Núremberg, Alemania) -Peace Museum Bridge at Remagen (Germany)-Peace Museum of Saitama (Japón) -First Austrian Peace Museum (Austria).

 

 EDIFICIOS-MUSEO EN ESPAÑA

En España se estima que hay cerca de 14.000 edificios abandonados, sin uso. Otros muchos inmuebles, incluso declarados como Patrimonio, o se encuentran en manos privadas, o infrautilizados. Se pueden encontrar numerosos edificios-museo situados en antiguos palacios, conventos o edificios históricos, que aportan una gran y variada riqueza cultural por todo el país. Algunos terminan anexionando parcelas contiguas gracias al éxito obtenido, y a una política expansiva en materia de contenidos. El uso del espacio es ejemplar: se conserva el edificio en su entorno y se adapta el interior al nuevo uso concreto.

 

 

  ¿QUE TIPO DE MUSEO PROPONEMOS ? 

El concepto de Museo que se tiene hasta ahora es el del lugar donde se guardan objetos artísticos o colecciones científicas, convenientemente clasificados para su exhibición al público. Sin embargo, nosotros hemos pensado en actualizar su etimología y conseguir darle un concepto más dinámico y adaptado a nuestros tiempos.

El concepto de Museo que proponemos es ÚNICO en el mundo, porque partimos de una base fundamental: la Paz es el estado natural, no es la ausencia de conflictos.

En la actualidad podemos distinguir, al menos, tres tipos de Museos de la Paz según sus objetivos. Los museos que se dedican a exponer los horrores de la guerra, los que se centran en la resistencia a la guerra o museos anti-guerra y los que se comprometen a mostrar no sólo las guerras, sino las imágenes positivas de la paz.

En nuestro caso el Museo es un instrumento de Educación y Concienciación para la Paz, potenciando los valores que permiten al ser humano el razonamiento.

Los visitantes de los Museos para la Paz han de llegar a estar activamente implicados en el proceso de construcción de un futuro más pacífico. En este contexto el Museo para la Paz tendrá la triple función de servir de museo, educar para la paz y favorecer una convivencia solidaria entre las culturas.

 

 

 

  FILOSOFÍA DEL MUSEO 

En el prefacio a la Constitución de la UNESCO (1945) está escrito : “puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz”.

El Consejo Internacional de Museos (ICOM) de la UNESCO celebra desde 1977 el día Internacional del Museo, normalmente el 18 de Mayo.

 El año 2000 estuvo dedicado a los Museos para la Paz y la Armonía en la Sociedad consecuente con la declaración de este año por la ONU como el Año Internacional de Cultura de Paz. Se ratificaba así el compromiso del consejo de considerar los museos en general como importantes medios de intercambio cultural, enriquecimiento de las culturas y desarrollo de la comprensión mutua, la cooperación y la paz entre los pueblos tal como se dice en el enunciado de la propuesta de establecer el día del museo (The International Council of Museums, 1977).

La Fundación "Francisca Mateos, Lucha por la Paz" ha sido promotora de la “Cultura de Paz” anunciada desde UNESCO. Por este motivo, asistió a las reuniones celebradas en el año 2000 (París) con motivo del año Internacional de la Lucha por la Paz. Se aportaron nuevas ideas para integrar en los museos del siglo XXI y dar, de esta manera, un carácter dinámico a sus actividades. Desde su constitución, esta Fundación apuesta por "luchar por la Paz por medio de la Cultura, único lazo de unión entre los pueblos".

 

 

 

  OBJETIVOS Y FUNCIONAMIENTO 

El objetivo del Museo es “Luchar por la Paz” por medio de la Cultura, único lazo de unión entre los pueblos.

La Paz no es sólo la ausencia de guerra (al contrario, la guerra es la ruptura de la Paz), sino la construcción positiva de la justicia y de nuevas culturas que inspiren nuevas formas de cultivar las relaciones humanas que incrementen la convivencia pacífica y disminuyan las violencias de todo tipo.

1 UNESCO. Cultura de Paz: http://www3.unesco.org/iycp/kits/Depliant%20décennie/Depliant %20esp%20def.pdf

Proponemos que el Museo sea un lugar donde se eduquen las mentes humanas, esto es, la inteligencia y los sentimientos, la razón y la imaginación, las ciencias y las artes, para ir creando los baluartes de la paz. El Museo será un lugar donde se inspiren actitudes de creación positiva de la paz.

Todas las actividades y las exposiciones que se puedan disfrutar en el Museo tendrán como objetivo la Paz. Nuestras herramientas de trabajo serán la Cultura, la Convivencia y la Solidaridad.

Con el Museo de la Paz conseguiremos profundizar en estos tres puntos, y convertir un edificio en un gran centro de Paz que brille en todo el mundo. En él podremos disfrutar de una gran colección artística, al tiempo que podremos participar de una actividad cultural y de convivencia.

Estamos convencidos que, incidiendo en la terna Cultura - Convivencia - Solidaridad, podremos llegar a encontrar la llave maestra para ir construyendo la Paz entre los pueblos.

 

LA CULTURA EN EL MUSEO DE LA PAZ

La Cultura es entendida aquí como las diferentes formas de expresión humana surgida de la expresión artística, de la razón, el intelecto, el pensamiento o el sentimiento. La Cultura a través de la exposición de la obras pertenecientes a las diferentes culturas del planeta.

Cualquier manifestación cultural es una forma de entablar relaciones humanas. Por tanto, el Museo recogerá en sus exposiciones formas de expresión Cultural que ayuden en la construcción de la Paz: pintura, escultura, literatura, música, cine, teatro...

La Cultura recogida en tradiciones de las diferentes culturas de todo el mundo y que recogeremos en exposiciones permanentes o temporales a través de acuerdos de intercambios temporales internacionales. Cualquier cultura, por remota que sea, es interesante de conocer.

La Cultura a través del fomento de una gran biblioteca multilingüe en formato libro o en formato digital con miles de libros en depósito. La colaboración cultural con expertos en cada materia, que compartan sus conocimientos y experiencias en conferencias, debates o reuniones dentro del Museo.

En el Museo de la Paz habrá exposición permanente. Se incluirán objetos que hayan contribuido a la Paz, bien por su significado simbólico o bien por la utilización que en su día hizo su propietario ( ej.: una estilográfica con la que se firmó un acuerdo de paz ).

Todos los objetos expuestos estarán convenientemente identificados y explicados. Gracias al carácter dinámico de la actividad a desarrollar, el Museo buscará siempre nuevas piezas de exposición o símbolos de paz por todo el mundo. Así mismo, se buscará activamente la participación activa de artistas.

 

LA CONVIVENCIA EN EL MUSEO DE LA PAZ

La Convivencia a través del contacto personal (diálogo), de la celebración de jornadas de Convivencia y firma de tratados de colaboración interculturales.

El Museo será un símbolo y un referente cercano al ciudadano. Los contenidos y las actividades estarán enfocadas a buscar el mayor beneficio posible para la sociedad.

La reunión de personas de diferentes culturas, generaciones, creencias o filosofías con el objetivo de conocer de primera mano la riqueza cultural e ideológica existente en el mundo, con el compromiso positivo de la práctica del diálogo, la comprensión y el uso de la razón.

La edad es sinónimo de experiencia en la vida. La jubilación no implica la desafección social: el trabajador se libera de la obligación laboral, pero es una persona libre que puede aportar su intelectualidad al resto de la sociedad. El Museo será un espacio abierto para que aporten su experiencia.

Nuestra meta es crear un gran foro de debate ciudadano asistido por expertos, figuras destacadas o experimentadas.

Este será uno de los puntos diferenciales con respecto al concepto de Museo tradicional. Podremos disfrutar de una gran colección artística al tiempo que podremos participar de una actividad cultural y de convivencia enriquecedora.

 

LA SOLIDARIDAD EN EL MUSEO DE LA PAZ

La Solidaridad empieza con el conocimiento y el respeto del hecho diferencial de las diferentes Culturas (Cultura y Convivencia).

La solidaridad siempre será enfocada como una ayuda al semejante, y nunca como una consecuencia de lástima. El valor de la dignidad de una persona está por encima de todo. La Solidaridad a través de la comprensión y divulgación de los problemas e injusticias que azotan al mundo para evaluar y enfocar las ayudas pertinentes. El Museo será un medio pacífico de denuncia por las vulneraciones de los Derechos Humanos en el mundo.

En este sentido, el Museo de la Paz puede convertirse en un centro de gestión de solidaridad de los ciudadanos. Las diferentes ONG de la región podrían acordar las maneras más óptimas, rápidas y eficaces de gestionar las ayudas a zonas necesitadas. Esto no significa que todas estas instituciones se engloben en un objetivo común, sino que se puedan poner de acuerdo en objetivos comunes. Esta gestión optimizaría el uso de la ayuda y proporcionaría una base de operaciones común, con una visión global de los distintos tipos de problemas e injusticias que generan inestabilidad social en el planeta.

 

 

 

  CONTENIDO DEL MUSEO 

Nosotros tenemos la joya y el proyecto. Nos falta la sede para mostrarlo al mundo.

El Museo dispondrá de espacio dedicado a exposiciones (permanentes y temporales) y otra zona dedicada a las actividades de Fundación (con salones de actos), así como de otras Instituciones, Asociaciones, Organizaciones o movimientos culturales, alternativos...Ambos espacios estarán en contacto permanente y se complementarán.

EXPOSICIONES:

Las salas de exposición contarán con el asesoramiento y la cercanía de expertos. De esta manera, en las salas dedicadas al Islam, al Cristianismo o el Budismo, podremos estar en contacto con sus respectivas comunidades. Siempre podremos aprender más de cada Cultura estando en contacto directo con la realidad.

Contaremos con exposiciones permanentes y temporales:

PERMANENTES: Obras en propiedad de la Fundación "Francisca Mateos, Lucha por la Paz". Hemos estructurado esta sección en función del tipo de obra (pintura, escultura u objetos), estilo-tendencia (contemporáneo-clásico, abstracto-figurativo...) y por representatividad de una cultura específica (budista, cristiana, árabe...). En principio, tenemos previsto dedicar una sala específica para las siguientes colecciones, aunque su estructuración depende del espacio que dispongamos:

*Vida de Dª. Francisca Mateos Rodríguez, en homenaje a nuestra inspiradora. Paneles fotográficos con retales biográficos.

*La escultura de la Gioconda, tamaño real, ÚNICA en el mundo y en EXCLUSIVA mundial.

*Iconos rusos y coptos: Más de 100 iconos coptos y rusos de gran calidad artística pertenecientes a los siglos III-XX.

*Obra gráfica: Obras de Sario, S.M.Belisario, Picasso, Miró, Magritte, Dalí, Günter Grass, Arroyo, Canogar, Palazuelo, Saura, Tàpies, Maruja Mallo, Rafael Alberti, Samsonov, Dimitrievsky, Rueda, Marx Ernst, Appel, Antonio López, Chillida, Paul Wunderlich, Guinovart, Ràfols-Casamada, Barceló, Mariscal, Llamazares, Zush, Broto, Genovés, Voroviov, Viola, Gregorio Prieto, Juán de Ávalos, F. Brunery, Kasimir Malievich, José Caballero, Kumi Sugai, Willi Glasauer, Bores, Princesa Grace de Mónaco, Vázquez Díaz, los facsímiles de los 43 estudios para el Guernica de Picasso. Dada la gran cantidad de cuadros que poseemos, tendríamos que utilizar varias salas diferentes.

 *Iluminismo. D. Belisario Sánchez, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, ha decidido donar su colección de pintura "iluminista" al Museo de la Paz. El Iluminismo es un estilo de pintura con patente de invención científica otorgada por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, siendo una primicia mundial. Esta técnica única está considerada como una nueva puerta abierta a la pintura, en opinión del Presidente del Council del MoMA de Nueva York. *
 

 N.A.S.A. y Espacio, en el que se podrán contemplar una gran colección de fotos originales del espacio donadas por la Agencia Espacial Norteamericana y en el que incluiremos fotos dedicadas de los astronautas mas famosos de la historia: Armstrong, Aldrin, Collins, Yuri Gagarin, Valentina Tereshkova, entre otros. Incluiremos cartas personales e incluso uniformes originales que utilizaron.

*Cultura Árabe: En la que recrearemos una sala de ambiente árabe con los libros, objetos y decoración adecuadas. Incluiremos piezas originales que nos recordarán la historia de la civilización. Entre estas piezas destacan las egipcias, con esculturas, réplica y objetos originales del Antiguo Egipto, y de Persia.

*Cultura Budista: Contamos con una de las colecciones más completas de objetos rituales Tibetanos, esculturas, escritos antiguos y una biblioteca de 25.000 volúmenes.

*Cristianismo: Con una completa colección compuesta por esculturas y objetos rituales relacionados con la fe católica y ortodoxa, incluyendo un Lignum Crucis.

*Personajes y objetos históricos. Con autógrafos, joyas y objetos relacionados con el mundo del cine y del teatro. Esculturas únicas en el mundo, joyas, testamentos y objetos personales de grandes personajes como Greta Garbo, Marlene Dietrich, Rodolfo Valentino, Ana Pavlova, Ingrid Bergman, Antonio Stradivarius, Napoleón, etc. Una vez puesto en marcha el Museo, iremos incorporando nuevas salas dedicadas a diferentes culturas. Mientras tanto, la sala de exposiciones temporales cubrirá esas necesidades. Cualquier manifestación cultural, aunque sea de carácter minoritario, es motivo de interés.

EXPOSICIONES TEMPORALES

Promocionaremos a todos los jóvenes valores que quieran mostrar su arte, ofreciéndoles un gran espacio en el que puedan expresarse en libertad.

Fomentaremos con especial interés las salas dedicadas a intercambios con otros museos, otras Culturas, Asociaciones u organismos.

 

 

  ACTIVIDADES DEL MUSEO 

Una segunda parte del museo estará dedicada a las actividades. Podrán ser generadas por la “Fundación Francisca Mateos, Lucha por la Paz” o por cualquier Asociación, organización o ente público que lo requiera. El edificio del Museo tendrá utilidad pública y, por tanto, se pretende el uso intensivo de sus instalaciones en beneficio de la sociedad.

Como aporte a las Actividades, el Museo contará con:

-Una biblioteca electrónica con cientos de miles de libros a disposición del público en formato digital. Es una de las mayores de Europa en estos momentos.

-Una biblioteca con cientos de miles de libros de temática variada, en formato convencional.

-Una videoteca con miles de títulos,

-Una fonoteca con música clásica, pop, étnica, ópera, zarzuela....

-Una sala de reuniones, que podrá utilizarse como mesa de diálogo entre grupos, organizaciones o Estados (desde una reunión de vecinos hasta un diálogo internacional de Paz).

-Un salón de actos en el que se podrá disfrutar de coloquios, debates, conferencias, conciertos, presentaciones, obras de teatro, etc. Pretendemos dar un rendimiento máximo a este espacio.

-Un espacio de convivencia. Habilitaremos un espacio abierto, ajardinado, para que las personas puedan intercambiar opiniones, leer, relajarse o informarse... La convivencia y el dialogo son primordiales.

 

 

  EDIFICIO DEL MUSEO 

El edificio del Museo es una parte esencial del proyecto. Además de ser el centro de operaciones del proyecto, puede llegar a ser la imagen de una ciudad, un emblema internacional.

El edificio debe de contener el material de exposición (las salas que hemos expuesto en el apartado de "Contenido")  y un espacio generoso habilitado para las actividades a desarrollar (Conferencias, Reuniones y espacios de Convivencia).

Hay que tener en cuenta que el Museo va a tener siempre una tendencia expansiva, es decir, que siempre existirán incorporaciones de nuevos objetos y obras de Arte relacionadas con la Cultura de la Paz, procedentes de todas las partes del mundo. Por ello, conviene prever nuevas salas a completar en un futuro próximo.

La “Sala de Actos” del Museo es una de las zonas vitales del edificio. Sería necesario que este recinto reúna unas condiciones de amplitud, versatilidad y accesibilidad adecuadas.

El denominado "Espacio de Convivencia", debe de ser un espacio dedicado a la conversación relajada o al descanso. Si bien este espacio se puede situar dentro del propio Museo, lo deseable es que exista también en el exterior. Un lugar ajardinado, estilo parque botánico, en el que el visitante pueda relajarse leyendo, paseando , hablando , o simplemente descansando. El jardín contará con réplicas de esculturas clásicas de grandes filósofos, artistas y personajes que engrandecieron la Humanidad. El propio vecindario de la localidad se podría hacer cargo de su mantenimiento, formando talleres y clases prácticas de jardinería. Al tratarse de un proyecto social, el jardín llegaría a convertirse en todo un referente turístico.

Para poder facilitar el acceso a las instalaciones, el museo tendría que estar situado cerca de una gran ciudad. Sin embargo, las grandes dimensiones que requiere, puede ser un obstáculo a la hora de encontrar un espacio adecuado. Entonces, tendríamos que optar por encontrar un sitio periférico, pero bien comunicado con la ciudad.

 

PROYECTO DEL EDIFICIO DEL MUSEO DE LA PAZ.

Un edificio construido para este proyecto debería de ser exclusivo y simbólico. El motivo de inspiración debe de ser la Cultura de la Paz.Por ello, hemos puesto a debate en el seno de la Fundación el modelo de edificio que pueda responder a lo que pretendemos, y hemos diseñado un modelo que creemos que sería impactante, simbólico y espectacular.

La maqueta del edificio que hemos elaborado representa a cuatro caras que miran a los cuatro puntos cardinales. El edificio combina formas esféricas y cuadradas de manera armoniosa y simbólica...

El visitante puede ver en las caras una figura mitológica griega (clásico), las facciones del Quijote de Cervantes (imagen de la cultura española en el mundo), la imagen de la meditación trascendental (cultura de Oriente) o la figura religiosa del Cristo de Serradilla (imagen de la devoción de Dª. Francisca Mateos). En cualquiera de los casos, siempre será lo que cada uno quiera ver.

El edificio estaría coronado con una gran cúpula que hará las funciones de observatorio astronómico.

Cada sala del interior del edificio será completamente autónoma, para asegurarnos que cuando el visitante entre en cada una de ellas, se involucre al máximo con lo que allí se representa. El denominador común de todas será el ambiente clásico y cálido. Hemos elegido lo clásico porque  al ser un museo, hay que buscar elementos permanentes y no efímeros. Lo clásico, como su propio nombre indica, garantiza su perpetuidad.

 

OTRAS ALTERNATIVAS DEL EDIFICIO DEL MUSEO DE LA PAZ.

Como ya se ha dicho, se quiere que el edificio del Museo sea a la vez un icono para el lugar en el que se enclave.

También contemplamos la utilización de un edificio ya existente que reúna las condiciones necesarias de espacio y conveniente ubicación. El asentamiento del Museo en dicho espacio sería respetuoso con su historia y su entorno.

 

 

  FINANCIACIÓN Y MANTENIMIENTO DEL MUSEO 

La Filosofía de nuestra Fundación siempre ha sido el Altruismo y la Autogestión. Por este motivo nunca se ha recurrido a pedir subvenciones públicas, a pesar de tener derecho a solicitarlas.

Existen numerosos edificios de titularidad pública que, o no tienen un uso efectivo, o se terminan utilizando en actividades de escaso interés real para la sociedad. Se generan unos costes de mantenimiento sin que se obtenga un rendimiento real del inmueble.

La Administración puede CEDER o DONAR un edificio existente, que sea útil para el proyecto. O bien puede proponer la cesión de suelo para su construcción.

Lo que aquí se propone es un proyecto ambicioso, con una aportación inicial de Patrimonio y previsión de crecimiento. Un proyecto que implica a la ciudadanía y a los colectivos sociales.

Como primer paso, sería imprescindible conocer con exactitud el estado real del inmueble que se pretenda ceder o donar al Museo. Y, si necesita reformas, estudiar la manera de acceder a los fondos necesarios para la adaptación: bien por fondos propios, Estatales o Europeos. En el caso de cesión de terrenos podría estudiarse el coste total de la construcción.

El Patronato de la Fundación “Francisca Mateos, Lucha por la Paz” será gestor del Museo. Para minimizar los costes de mantenimiento y respetar el entorno, el Museo debería contar con los últimos avances en tecnología para el uso de energía “limpia” (ecológica), que cause el mínimo impacto ambiental.

Los costes de mantenimiento se asumirán solidariamente con el propio uso de las instalaciones. Así, por ejemplo, el que utiliza el salón de actos se responsabiliza de su mantenimiento durante la gestión de su uso, los amantes de la jardinería pueden hacerse cargo del exterior, etc...Se busca en todo momento la posibilidad de realizar la actividad en un marco adecuado y digno, minimizando los costes para el que la realiza y conservando la infraestructura en condiciones para poder continuar con funcionalidad plena. En otros casos, la mano de obra voluntaria se compensa con la auto-realización personal, y/o la posibilidad de dedicar el tiempo a una labor que supone un ocio.

Muchas pequeñas Asociaciones u organizaciones que se ven obligados a utilizar sus recursos en pago de alquileres, podrán beneficiarse del uso solidario de espacios. Al ahorro se une, además, la posibilidad de interactuar con otras organizaciones. Ayudaría, indudablemente, a unir proyectos y voluntariado, ahorrarían costes. La ciudadanía tendría un referente claro para encontrar cualquier movimiento asociativo. Cada organización o Asociación conserva intacta su esencia- independencia, aunque comparten gastos de mantenimiento y financian la existencia del Museo.

Al margen, la Fundación captará fondos a través de la venta de reproducciones de obras de arte, donaciones, aportaciones solidarias, festivales, conciertos, etc...Siempre continuando con la filosofía de no actuar de carga a las arcas públicas y aportar un beneficio social.

 

 

  DIFUSIÓN del MUSEO 

Las herramientas que utilizaremos serán:

-La propia Actividad del Museo.

- Información y participación de instituciones oficiales municipales, nacionales e internacionales.

- Sensibilización de la opinión pública a través de campañas de comunicación.

- Solicitud de adhesiones de personalidades de reconocido prestigio mundial y nacional.

- Colaboración de entidades privadas compatibles con los fines del proyecto.

-Participación de ONG y organismos relacionados con la Paz y la Cultura.

Con estas iniciativas se pretende involucrar a todos los estamentos sociales y que el Museo sea una entidad viva y participativa desde el principio.

 

 


  CONCLUSIONES 

La proposición que hacemos desde esta Fundación es innovadora, y supone una primicia mundial por su contenido y su trascendencia.

Es indudable que un proyecto de esta categoría requiere un esfuerzo proporcional. Más de la mitad del camino ya está hecho: tenemos el material y la idea. Sólo nos falta un sitio para comenzar. Y eso depende de la voluntad de un equipo de gobierno que posea “amplitud de miras” y vocación de servicio público.

“De los cobardes nunca se ha escrito nada” - como dijo Dª Francisca Mateos cuando se comprometió ELLA SOLA (viuda con tres hijos) a reconstruir toda una Capilla de una Iglesia. Cuando una idea es buena, gusta y se puede llevar a cabo, lo ilógico es poner trabas motivado por el miedo o por la ignorancia. Dª Francisca Mateos cumplió su palabra, y nosotros (Fundación) cumpliremos la nuestra: convertiremos un edificio en un Museo único en el mundo, y del que se sentirán orgullosos los habitantes de la ciudad en la que se emplace.

Miles de edificios abandonados terminan formando parte de proyectos que nunca llegan a realizarse. Otros, restaurados, acaban cerrados y en el olvido. Se tiende a restaurar y, posteriormente, en dar utilidad. Cuando lo rentable, y útil, es tener un proyecto y adaptar el inmueble al uso público que se pretende.

La localidad será asociada a la Paz en todo el mundo, atrayendo un tipo de turismo sostenible y respetuoso. La Fundación, cuyo escudo mira a todas direcciones, se compromete a trabajar de forma altruista para crear un faro que ilumine al mundo.

A nivel social, la población podrá disfrutar e implicarse directamente en cualquiera de las actividades que se propongan en el marco del Museo. La utopía puede alcanzarse cuando todo el mundo pone algo de su parte. Pero sin que se fomente, es imposible esperar a que surja espontáneamente. Este proyecto es una semilla que se puede plantar en la sociedad, y solo necesita de la actitud valiente de un grupo de personas que quieran abanderar un movimiento limpio y sincero en pro de la Paz Mundial a través de la Cultura.


MENU PRINCIPAL

INICIO MUSEO