Prensa jubilación

Después de 38 años ejerciendo el Magisterio y dirigiendo centros escolares, Dª. Francisca Mateos recibió la jubilación en 1973, debido a una incapacidad física provocada por el exceso de trabajo. Los medios de comunicación se hicieron eco de la noticia de su jubilación y llegaron hasta su domicilio cientos de cartas procedentes de toda la geografía española. Cartas de felicitación, de agradecimiento y de reconocimiento por su generosa labor y dedicación a los demás, muestras de cariño de cuantos tuvieron el privilegio de conocerla. Se organizaron multitud de actos en su homenaje a los que asistieron profesores, directores, funcionarios públicos, periodistas, autoridades locales, cofrades, alumnos, vecinos, amigos, y familiares. Las muestras de cariño fueron emocionantes.

A nivel institucional se promovió un gran homenaje oficial organizado por la Villa de Madrid, a la que se adhiere el Magisterio de todo el país, solicitando para ella la concesión de la "Medalla de oro" de la ciudad y la Orden de Alfonso X  el Sabio, distinciones que le fueron concedidas.  También obtuvo la Medalla al Mérito en las Bellas Artes, en reconocimiento a su talento pictórico, y la Medalla de la Cruz Roja, por su labor humanitaria a lo largo de toda su vida.

Al contrario de lo que hace la mayoría de personas que se retiran del mundo laboral, ella continuó sus labores pedagógicas de forma altruista, colaborando con los directores, maestros y alumnos de los Centros Escolares en los que trabajó sin descanso. Al mismo tiempo, se dedicó con especial ahínco a fomentar la Cofradía que ella misma fundó. Su trabajo, aún estando jubilada, continuó entre bastidores de manera un poco más relajada a consecuencia de su estado físico. Pero su mente seguía trabajando y esa preocupación por ser útil a los demás continuó intacta.

® Página web propiedad de la Fundación "Francisca Mateos, Lucha por la Paz"